La innovación en el campo marca el futuro hortícola de la provincia

El sector vira hacia una revolución tecnológica que dará lugar a una agricultura inteligente

REDACCIÓN | ACTUALIZADO 12.03.2016 - 01:00
zoom

Almería es referente mundial en el uso óptimo del agua para riego bajo plástico.

En la horticultura de Almería no sólo se ha avanzado en técnicas de producción como el control biológico, en nuevas estructuras invernadas (como la llegada del multitúnel o de un renovado raspa y amagao) o en la incorporación de semillas mejoradas y resistentes a enfermedades… En los últimos años se ha producido un salto tecnológico importante con la incorporación de las nuevas herramientas informáticas y de gestión a la agricultura. Coexphal hace un recorrido por los últimos hitos en lo que a innovación se refiere en el campo almeriense, un sector que siempre ha sabido adaptarse a los cambios que han sido necesarios, por repentinos que fueran, y siempre ha salido airoso. 

Automatización de labores de recolección, control remoto de la producción hortofrutícola, gestión inteligente del riego…todo esto es posible en el sector hortofrutícola de Almería, tal y como apunta el balance realizado por la Asociación. 

La empresa almeriense Hispatec lleva más de 25 años aportando soluciones tecnológicas al sector agroalimentario. En la actualidad está inmersa en varios proyectos relacionados con la 'agrointeligencia' que permitirán el desarrollo de un sistema de producción más preciso. 

El proyecto WEAM4i es una iniciativa de ámbito internacional en la que participan 17 miembros de 5 países europeos, siendo uno de ellos Hispatec. El objetivo es desarrollar una plataforma para la gestión de dos conceptos innovadores en materia de gestión del riego: 1) una red inteligente de agua y energía que permita una demanda casi elástica y 2) una plataforma cloud orientada a servicios para la toma de decisiones. 

El incremento del coste de la energía es una de las principales preocupaciones para la agricultura, responsable del 30% del consumo total de agua en Europa, y de hasta un 70% en algunos países del sur del continente. Mediante esta tecnología el agricultor podrá reducir aproximadamente entre un 5 y un 6% en el uso del agua y del 15% en el coste asociado a la energía. 

Tanto técnicos como agricultores cuentan ya con una potente herramienta que permite conocer la situación real de la planta y permite alcanzar su máximo potencial de producción. Se trata de Hortisys, una solución tecnológica que ofrece la posibilidad de tener el control exacto, y en tiempo real del estado de un cultivo combinando datos obtenidos de sensores en planta y suelo, con datos meteorológicos tanto de interior de invernadero como de exterior y los relativos a clima local y regional. 


Este proyecto, desarrollado por Hispatec, Parque Natural S.C.A., Nazaríes Information Technologies y Proyecta Ingenio, tiene como objetivo principal el control remoto de la producción, en concreto de los cultivos de tomate y sandía en invernadero.