GARANTIZAMOS SU SEGURIDAD Y LA PROTECCIÓN DE SUS DATOS

En ASEHOR estamos especialmente preocupados por la seguridad y por asegurar la confidencialidad de los datos aportados por nuestros clientes.
En el momento que un cliente se registra en nuestro servidor seguro o realiza una contratación, sus datos personales, domiciliarios, y los relativos a su forma de pago, son incorporados a nuestra base de datos, y si lo desea se le podrá enviar información sobre ofertas y servicios que puedan resultar de su interés.
ASEHOR asegura la confidencialidad de los datos aportados por nuestros clientes, y garantiza que en ningún caso será cedida a empresas ajenas a nuestro grupo, salvo en los casos estrictamente necesarios para darle el mejor servicio en cuanto a los fines propios del contrato de seguro.

Ley de Protección de datos: LOPD.

En cumplimiento de lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de Diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, nuestros clientes podrán en todo momento ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, comunicándolo por escrito a ASEHOR, Direccion,  codigo postal Almeria o mediante correo electrónico desde nuestra Sucursal Internet en esta misma web.

La Seguridad en nuestro sistema

Internet es un medio de comunicación que posibilita el realizar transacciones comerciales a través de la red. Por ello, una de las principales preocupaciones por parte de los usuarios que utilizan internet es la seguridad de los datos en la red.

Como transacción de Comercio Electrónico se entiende todo el proceso de realización de un acuerdo comercial incluyendo el contacto entre ambas partes: cliente y empresa. Los aspectos que debe de reunir toda transacción comercial deben ser: 

1 La Autenticación que nos garantiza la personalidad jurídica o física con la que nos comunicamos.

2 La Integridad, es decir, que el contenido de la comunicación entre ambas partes no puede ser modificado.

3 La Confidencialidad, que consiste en la garantía de que nadie no autorizado pueda conocer el contenido de la comunicación.
 

Proceso de uso de nuestros servicios de Comercio Electrónico

1. Registro de clientes

Para poder realizar transacciones en nuestro sistema, los clientes deben registrarse en él.

Un cliente se registra rellenando en un formulario sus datos personales, dándose de alta en el sistema con un nombre de usuario y una clave que le es asignada y que le es remitida inmediatamente por correo a la dirección que conste en nuestro sistema, que es la que hubiera declarado en el momento de la contratación o, en su caso, en modificaciones de domicilio que nos hubiera comunicado posteriormente. En caso de que el cliente hubiera cambiado de domicilio sin haberlo comunicado, deberá recoger sus claves de acceso y contraseña en su agencia de Seguros y en la Sucursal de ASEHOR que prefiera, con la simple presentación del DNI.

2. Ejecución de una transacción comercial

Para confirmar cada operación realizada en nuestro sistema, asegurando la identidad de la persona que realiza su petición, deberá introducirse la clave personal del usuario, si la operación se realiza desde las páginas de nuestra Sucursal Internet, o bien su código de usuario y clave personal, en caso de que el usuario no se haya identificado previamente.

Esta clave esta sujeta a control, de forma que si se introduce erróneamente tres veces consecutivas quedará anulada, debiendo solicitarse el envío de una nueva clave a nuestro servicio de atención al cliente 950 281 138.

3. Entrada a nuestra Sucursal Internet

En la pantalla de entrada a la Sucursal Internet de ASEHOR se le solicitará la introducción de su código de usuario y clave.

Estos datos serán los que usted indicó en nuestro Registro de Clientes en Internet o bien los que ha recibido por correo de forma confidencial.

Una vez indicados de forma correcta estos datos tendrá acceso completo a sus posiciones en nuestra empresa.


4. Seguridad total en sus operaciones

Todos los procesos anteriores se realizan de forma segura mediante el empleo de un sistema avanzado de seguridad SSL de 128 bits (Secure Socket Layers), en el cual los datos viajan fragmentados y doblemente encriptados, por lo que su intento de descodificación es prácticamente imposible. La mayoría de los navegadores existentes aceptan el SSL, pero ante cualquier duda diríjase a su proveedor de acceso a Internet.